El verano, ¿la época más feliz del año?

verano vanilla post

El verano, ¿la época más feliz del año?

Es bastante común que la gente identifique al verano como la época donde mejor se lo pasa del año, o en la que más se ríe y disfruta. En Vanilla nos consideramos un poco entendidos en la materia de los pequeños placeres y de la búsqueda de la felicidad allá por donde vamos, no importa cuando.

Una pregunta: ¿hay algo más importante en la vida que sentirse bien con uno mismo y ser feliz? Esto no es una tarea fácil. De hecho, no sabría deciros cómo conseguirlo, porque cada persona es un mundo. Pero para ayudaros, queremos plasmar aquí unos pequeños consejos para sentirse una auténtica crack, comerte el mundo e ir por la calle con una sonrisa. Y no necesariamente en verano 😉

Nuestro consejo 🙂

Cuando surge un problema, algo se tuerce o te incomoda hay que tratar de afrontarlo con positividad. Ejemplo: incluso estando cabreada en la cola inmensa del supermercado, que va a hacer que llegues tarde a tu cita en el dentista, es mejor saludar al cajero o cajera con una sonrisa. No sabes si él o ella tiene un buen día o si está amargado en su puesto de trabajo, pero una sonrisa o un consejo bien dicho siempre puede ayudar.

Esto se consigue reflexionando. Tras un mal día, hay que hacer autocrítica y aprender de uno mismo. Desarrollaremos empatía y nos pondremos en el lugar de la otra persona. Esto no quiere decir que nos vayamos a dejar tomar el pelo, sino que aquellas cosas de las que otras personas no tienen culpa o consciencia, las dejemos al margen sin que afecten a personas ajenas.

A partir de aquí, tres cosas:

  1. Recicla o deshecha lo que o quien no te guste. El miedo es el mayor enemigo que tenemos. Hay que ser valientes, siempre.
  2. Mantén lo que disfrutes y te haga sentir tú. Rodéate con aquello que te identifiques: personas, animales o cosas
  3. Atrévete a probar cosas nuevas. Da más de una oportunidad a esas cosas nuevas: bien sea clase de yoga, meditación en casa, o ese chico que conociste el otro día. Hay un vídeo TED que está dentro de nuestras agendas que anima a hacer algo nuevo durante 1 mes. Motivación a tope, renovación mental y crecimiento personal. Aunque esa cosa nueva haya sido pintar un cuadro, o proponerte correr 10 Km.

Con verano o sin verano

Reflexiona y medita. Escribe tus propósitos para dentro de 3 años en cuanto a hitos personales que quieras lograr; si no lo haces acabarás ahogándote en tus sueños. Piensa y fija qué objetivos tienes que cumplir para llegar a donde quieres. Apúntalos. Siempre hay que ser realista, obviamente. Yo quería ser actriz de pequeña, pero también cantante, hacer eventos y organizar fiestas. Y podéis adivinar cuáles descarté con el tiempo por cierta falta de cualidades…

Conclusión: ¿verano? No hay época más o menos feliz en el año, sino tú y tu actitud ante cada una de ellas.

Un beso enorme!

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *